top of page
  • Foto del escritorVegan's Paradise

3 ejercicios de escritura para reflexionar sobre tu vínculo con los animales.

Actualizado: 10 abr 2023



¿Podemos elegir una manera mejor de habitar el mundo en relación a los animales?


No queremos spoilear, pero estamos seguras de que sí. Y que todo siempre comienza por casa.


Por eso hoy te invitamos a realizar 3 ejercicios de escritura para reflexionar sobre tu vínculo con los animales, para auto observarte un ratito, desplegar tu creatividad, estimular tu mente y descubrir diferentes maneras de relacionarte con ellos.


¿Por qué escribiendo?


Porque la escritura nos ayuda a reflexionar mejor sobre lo que nos pasa en relación a alguien o algo, y nos permite expresarnos honestamente sobre las cosas importantes que nos atraviesan.


Sea sencillo o complejo lo que necesitamos decir, por lo general nos trae claridad y un mayor auto conocimiento el hecho de bajarlo de la mente al papel.


¿Qué vas a necesitar?

30 minutos de tu tiempo en total, tu cuaderno o un par de hojas, lapicera y musiquita que te encante y ayude a concentrarte.


Para cada ejercicio te sugerimos escribir sin editar, así sale lo más genuino de vos. Disfrutalo y permitite jugar.

 

Ejercicio uno: Conectando por primera vez.



1. En un lugar en el que te sientas tranquila y cómoda, tomate un minuto para cerrar los ojos y hacer tres respiraciones profundas.


2. Aún con los ojos cerrados, comenzá a recordar sobre la primera vez que sentiste conexión con un animal.


¿Qué sensaciones y emociones se generan en tu cuerpo? Anotalas todas para no olvidarlas.


3. Teniendo en cuenta las emociones y sensaciones que anotaste, escribí sobre la primera vez que sentiste conexión con un animal, como si fueras a contarle la historia a alguien que no conozcas.


¿Qué animal era? ; ¿Cómo se llamaba? ; ¿Cómo fue el encuentro? ; ¿Qué edad tenías? ; ¿Dónde estaban? ; ¿Cómo te sentías? ; ¿Cómo se veía? ; ¿Quién más estaba allí?.


Si crees que nunca sentiste una “conexión” con un animal, podes imaginar que si.

¿Cómo te gustaría que se de? ; ¿Qué animal sería? ; ¿Qué crees que vas a sentir? ; ¿Qué querés que suceda?.


4. ¿Crees que podrías sentir la misma conexión con otro animal? ¿Por qué?



 

Ejercicio dos: un encuentro inesperado.


1. Te invitamos a tomarte unos minutos para relajarte antes de comenzar. Podes reproducir este audio cerrar los ojos y hacer de tres a cinco respiraciones profundas para centrarte.


2. Imagina que está amaneciendo y estás sola caminando por un bosque, sin saber a dónde te lleva el camino. El olor a tierra mojada y los colores vívidos y brillantes del ambiente son un claro indicio de que la noche anterior llovió muchísimo.

A tu alrededor, los árboles, arbustos y flores te llaman la atención, ya que no los habías visto antes. Tienen tamaños y formas extrañas.

De repente, un animal se cruza en tu camino y se queda allí, delante tuyo. Sentís que intenta comunicarte algo… entonces, lo mirás a los ojos por unos minutos… ¿qué animal es?


3. Indagá un poco más y escribí: ¿Qué crees que hacía ese animal ahí? , ¿Cómo te sentiste al verlo? , ¿Qué postura tenía? , ¿Qué intuís que quería comunicarte?.


Teniendo en cuenta lo que indagaste, contá la historia de tu camino por el bosque en primera persona, incluyendo el encuentro con el animal que viste.


4. ¿Por qué crees que apareció ese animal y no otro? ¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando pensas en ese animal?.


 

Ejercicio tres: lo que no se ve, te lo cuento.


1. Observa detenidamente la imagen de abajo durante cinco minutos. Dedicale toda tu atención. Procurá que no haya sonidos que te distraigan. Podes apagar el cel o usar auriculares mientras escuchás música instrumental que te ayude a mantenerte concentrada por ese tiempo. Aprecia cada detalle de la fotografía.



2. Ahora… tomá nota en tu cuaderno:


¿Qué es lo primero que viste? ¿De qué se trata la escena según vos? ¿Qué estaba sucediendo? ¿Qué te llamó más la atención? ¿Qué sensaciones te generó?.


3. Escribí sobre todo lo que no se puede percibir en la escena. Algo que sucedía detrás de cámara y que nadie podría saber más que vos que eras la única que estaba ahí.

Podés describir una situación, olores, sonidos, elementos o personajes (humanos o animales) que no se ven en la fotografía.


4. Hacé una lista de preguntas sobre cosas que te den curiosidad sobre el animal de la imagen. E intentá responderlas luego buscando más información.


 

Antes de irte a seguir disfrutando tu día, contanos en comentarios... ¿Qué reflexión te llevás de estos ejercicios? ¿Qué disfrutaste más?


Nos aportas para seguir mejorando y creando más actividades para compartir.

¡Así que un millón de gracias!


Envíanos tus escritos y/o fotos de tus creaciones a comunidad@vegansparadiseblog.com , luego podrás inspirarte en nuestras redes sociales con las creaciones de otras bellas personas de esta comunidad ♥



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page